LESIONES CUTÁNEAS

Medicina estética corporal

El láser CO2 es muy eficaz para el tratamiento de lesiones benignas muy comunes, como verrugas vulgares y lunares, los fibromas blandos o las queratosis seborreicas, así como para la eliminación de lesiones producidas por otras patologías, condilomas acuminados o molluscum contagiosum.

Su elevada precisión y la capacidad de disparar de forma fraccionada -lo que permite enfriar el tejido entre disparo y disparo- hacen de este tratamiento una de las alternativas más eficaces, seguras y con mejores resultados cosméticos.

Cada vez son más los pacientes que piden el tratamiento láser CO2 fraccional para tratarse las lesiones en la piel debido a que ha demostrado una efectividad de mejorías de 50 a 70% en las personas que lo han utilizado.

Es un tratamiento no quirúrgico destacando la ausencia de dolor alguno al momento de su aplicación. Tan solo una sensación de ardor muy parecido a cuando uno va a la playa, que dura alrededor de 20 minutos.

El LÁSER CO2 FRACCIONAL cuenta con la tecnología Dot que es usado para tratamientos de la piel en secuelas de acné, manchas, arrugas medianas y profundas, cicatrices, rejuvenecimiento facial, flacidez, post lifting, post blefaroplastias, etc.

Para su aplicación el paciente requiere disponer de 7 días de no exponerse al sol, con la finalidad de darle el tiempo necesario a la piel para formar las nuevas células que le darán tersura y lozanía. Algunos pacientes pueden necesitar una segunda sesión, dependiendo de la profundidad y/o características de las lesiones y de la respuesta individual para la formación del nuevo colágeno.