TOXINA BOTULÍNICA

medicina estética facial

La toxina botulínica tipo A (conocido como botox) se inyecta en el músculo, relajándolo y atenuando las arrugas de expresión y despejando la mirada.

Las localizaciones de aplicación más frecuentes son frente, entrecejo y patas de gallo. Menos frecuentes comisuras labiales, código de barras y surcos nasogenianos.

No requiere anestesia, es casi indolora, en 3 o 4 días se notan sus efectos.

La duración oscila entre 4 a 6 meses.